Que atraviesa

Espacio escénico para pieza de danza

Dirección e interpretación Constanza Brncic Monsegur
Ayudante de dirección Beatriz Gonzalez Magadán
Textos Elvira de la Torre
Música Nuno Rebelo
Iluminación Llorenc Parra
Fotografía Sara Ojanguren, Nuno Rebelo i Roman Rubert
Proyecto producido por Asociación Cultural La Sospechosa

“Aquí desde nuestros antiguos y felices pagos, les escribo estas líneas. Veo el verde de los árboles en nuestra casa tan pegada a este cielo azul que los trae a ustedes más cerca, si eso fuera posible, pues están siempre, constantemente, conmigo. A momentos me parece que vos Teresa me vas a llamar para decirme que la comida está lista, vos Gabriel para ofrecerme una copa y vos Bárbara, para que te lleve a bañar a la pileta o al taller. La única que no puede llamarme es Constanza, porque no conozco su voz.” Elvira de la Torre. Buenos Aires, 1976

Descripción del proyecto

Que atraviesa es un proyecto escénico dirigido por la bailarina y coreógrafa Constanza Brncic, producido por la Asociación Cultural La Sospechosa y estrenado en el Teatre L’Estruch de Sabadell en Junio de 2011.

El punto de partida del proyecto es la lectura de las cartas de Elvira de la Torre, abuela de la coreógrafa, desde Argentina a España, entre 1975 y 1978 (en pleno “Proceso” y dictadura de Videla), cuando la familia de Constanza Brncic y ella misma siendo un bebé de 15 días, parten al exilio en Barcelona. A través de esas cartas se despliegan diversos materiales: el papel como materia sobre la que el paso del tiempo deja huella, relación entre lo nativo y lo foráneo, lo biográfico y lo histórico, la niñez y la vejez.

La pieza se estructura en forma de díptico. En la primera parte se crea un espacio abstracto, donde el cuerpo y el papel crean paisajes desnudos que sugieren imágenes, crean ambientes que revelan estados, sobre los que el espectador puede plasmar su propio imaginario y su memoria. Se trabaja con el papel en blanco y el cuerpo se implica en sus cambios, el papel se arruga, se estira, el cuerpo moldea la materia, se deja mover por ella, aparecen juegos de la infancia, se asiste a la erosión del papel, de la materia que se convierte en piel. La luz recorta, define la silueta de cada instante y de cada lugar. El papel a momentos se convierte en un paisaje frío, en un salar, en un mar, o en una piedra, despliega junto al cuerpo de la bailarina un universo complejo y hace un viaje que queda marcado en su superficie, en sus arrugas, en sus surcos.

La segunda parte de la pieza se crea en el viaje a Argentina realizado por la coreógrafa en el marco de la residencia Nativo y Foráneo realizada en Patagonia en Marzo de 2011. Ese viaje significa una vuelta en el presente a un espacio del pasado.Se leen las cartas de los tiempos de la dictadura, se mira el paisaje inconmensurable de la Patagonia, se escucha con emoción lo que Elvira de la Torre escribe de forma íntima, sobre su cotidianidad en esos tiempos difíciles, alejada de sus familiares. Constanza Brncic pone voz a esas palabras escritas y al mismo tiempo se sitúa en silencio sosteniendo un gran papel en blanco de 5mx5m en la inmensidad del paisaje argentino, sin moverse, a la escucha.